Llegó la época de calorías

No resulta extraño que empezando el otoño el consumo de carbohidratos aumente, sobre todo porque el clima fresco invita a comer alimentos más calóricos. Y con el pretexto de necesitar más grasita para no pasar frío en el invierno las personas abusan en el consumo de calorías.
 
Desde el punto de vista fisiológico el organismo reserva energía para soportar las bajas temperaturas, como lo hacen los osos al hibernar.
 
Pero el ser humano cuenta con muchos más recursos para mitigar el frío, desde ropa térmica, abrigos y hasta calefacción, así que el exceso de calorías no es necesario.
 
"Ya no estamos en la época de las cavernas, hemos evolucionado y en esta temporada, en lugar de almacenar grasa, debemos cuidar nuestra alimentación como en cualquier otra temporada", señala el nutriólogo Fabián Gámez García.
 
Para empezar, puedes sacarle provecho a las frutas de otoño, como naranjas, guayabas, manzanas, entre otras ricas en vitamina C.
 
Ahora, que si el antojo por alimentos calóricos es irresistible, puedes buscar opciones light o intercambiarlos por otras comidas para comer lo que te gusta.
 
"Tal vez no encuentres la contraparte light de todos los alimentos, pero puedes sustituir los ingredientes por otros bajos en calorías", indica.
 
Recuerda que la alimentación va de la mano del ejercicio, no dejes que el frío te aleje de la actividad física tienes la opción de ejercitarte en casa o en el gimnasio.
 
A continuación encontrarás algunas opciones que suelen antojarse en esta temporada y que pueden resultar bastante calóricas, pero si cambias los ingredientes puedes bajarle a las calorías tanto como tú lo desees.
 
Checa las sugerencias que Gámez ofrece para que moderes tu consumo de grasa.

Pay de manzana
Antojo: El pay tradicional preparado con harina, trozos de manzana, mermelada de manzana, azúcar y huevo contiene por rebanada alrededor de 100 o 150 calorías.
 
Opción: Prepara la versión light con harina integral, sustituto de azúcar y mermelada de manzana con edulcorante artificial. Si deseas bajar un poco más las calorías entonces utiliza jícama en lugar de manzana, obtendrás la misma consistencia.
 
Una rebanada de este pay te ofrecerá alrededor de 80 calorías.

Crema
Antojo: Una crema de nuez preparada con leche entera y mantequilla, y servida con pedazos de nuez y crotones (trozos de pan fritos en mantequilla) puede ofrecerte entre 150 y 200 calorías.
 
Opción: En lugar de nuez elige verduras como calabaza, brócoli, berenjena, coliflor o espárragos, y sustituye los ingredientes por otros bajos en grasa. Por ejemplo, puedes preparar una crema de brócoli de tan sólo 50 calorías con leche deslactosada light y mantequilla baja en calorías.
 
Si quieres menos grasa, entonces sustituye la leche por agua. La consistencia será más líquida y necesitarás más brócoli.

Café
Antojo: Un café con crema batida, azúcar y chispas de chocolate te puede aportar hasta 200 calorías, dependiendo del tamaño.
 
Opción: En cambio, el café negro por sí sólo no tiene calorías y sus niveles no aumentan cuando usas leche light o crema reducida en grasa y sustituto de azúcar.

¿Y la botana?
Cerveza
Antojo: Una cerveza normal aporta alrededor de 100 calorías, si es light ofrece una aproximado de 80.
 
Opción: Si deseas tomar una segunda cerveza intercámbiala por otro alimento. Por ejemplo, si vas cenar tres quesadillas en tortilla de maíz, entonces come sólo dos.


Salchicha coctelera
Opción: La porción adecuada es de 30 gramos, que equivale a 6 piezas de salchichas cocteleras, con un valor calórico de alrededor 50 calorías. El porcentaje de calorías varía según la marca, ya que algunas ofrecen más carne que otras.