Consejos para llegar en forma a las vacaciones

LA GACETA consultó al kinesiólogo e instructor Laureano Cejas y a Hernando Gómez, coordinador del área de Deportes de la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, sobre qué recaudos tomar para ese ansiado retorno. Este último no dudó en señalar que lo primero que se debe hacer es reflexionar qué se pretende con el inicio del trabajo físico. "Es fundamental, además, un chequeo general porque eso nos dirá cómo estámos y en base a ello se deberá elaborar una rutina", señaló.


Cejas agregó que más allá del deseo de eliminar cuanto antes la grasa corporal y reducir los niveles de estrés, la actividad física debe ser, sobre todo, placentera. "No hay que exigirse más de lo que se puede, al día siguiente no tiene que doler nada. Erróneamente, algunos piensan que si los músculos no duelen, no se trabajó. No es así", explicó.

Entre ambos, ofrecieron una serie de pasos a seguir, válidos para quienes eligen el gimnasio o el aire libre:
1- Tratar de tener un horario fijo y respetarlo.
2- Si se puede, buscar la compañía de otra persona para trabajar sobre la motivación.
3- No perseguir la reducción del peso como único motivo para mover el cuerpo.
4- No hacer la actividad física de moda porque no todas ellas son para todo el mundo, y todo el mundo tampoco puede hacer cualquier actividad física.
5- Procurar comer sano seis veces al día. Para ello, seguir el asesoramiento de un especialista.

El valor de caminar 
"Para muchos es casi imposible arrancar con un trote, aunque sea leve. No importa, no hay que desanimarse, la alternativa es caminar", sostuvo Cejas. Sugirió un mínimo de 30 minutos diarios y tranquilos. Que la respiración permita charlar con el ocasional acompañante, es decir, no agitarse hasta el ahogo. Además, indicó que lo ideal sería repetir el ejercicio todos los días, en el mismo horario, para convertirlo en una parte regular de un estilo de vida. 

Ante el calor, hidratarse
Un dato que no es menor para Tucumán, explicó Cejas, es el horario en que debe efectuarse la actividad física. "Lo ideal es hacerlo por la mañana, hasta las 10. Y por la tarde, desde las 17, evitando así las elevadas temperaturas. Siempre hay que tener a mano una botella con agua. No hacen falta bebidas especiales si la ingesta es permanente. Hay que tratar de no llegar al punto de sed, debido a que cuando aparece, es una señal de deshidratación", señaló.