Los errores más comunes cuando queremos bajar de peso

Cuando nos proponemos comer bien muchas veces cometemos errores fatales que no ayudan en nada a la hora de conseguir nuestros objetivos, ya sea adelgazar o simplemente obtener una alimentación más sana y equilibrada.

Ya sea porqué lo hemos oído decir, porqué nuestra amiga dijo que lo leyó en no sabemos qué sitio o bien por populares leyendas urbanas, la verdad es que solemos fallar en algunos puntos cuando decidimos adelgazar. Primero de todo debemos ponernos en la cabeza que no existen alimentos malos o prohibidos, simplemente hay algunos que son poco recomendables y de los que no debemos abusar.


El consumo reducido de frutas, verduras y hortalizas es un error en el que muchas de nosotras caemos. Es indispensable añadirlas a nuestra dieta, y no solo eso, sino que hacerlas casi protagonistas de nuestra alimentación. De esta forma conseguiremos proporcionar a nuestro cuerpo las 40 clases de vitaminas y minerales que necesita a diario.

Si nos encontramos fuera de casa y no hemos podido o simplemente no nos ha apetecido prepararnos nada en un tupper, debemos andar con cuidado a la hora de escoger dónde comer. La comida rápida (fast food) suele ser una opción, pero es importante saber que además de barato y apetecible, es un alimento poco saludable ya que contiene más calorías y grasas saturadas de las que utiliza nuestro cuerpo. A modo de ejemplo, una hamburguesa doble con queso, patatas fritas medianas, un refresco mediano y una tarrina de helado aportan 1.213 calorías, mientras que una ensalada mixta, un filete de carne y una pieza de fruta no llegan a las 850. Es fácil adivinar también cual de las opciones nos sacia más el apetito, ¿no? Aún así si algún día tenemos que acudir en un restaurante de comida rápida tampoco debemos cogerle pánico. Una comida de vez en cuando no hace daño y además es fundamental adaptarnos a las situaciones que nos van apareciendo día a día.

Fuente:http://www.nosotras.com