¿Es bueno el aceite de oliva para adelgazar?

A los muchos beneficios que históricamente se le otorga al aceite de oliva se suma últimamente su uso en numerosas dietas para perder peso. Especialmente, en esta época, cuando se acerca la Navidad y la gente sabe que, quizás, se pasará un poco. A la hora de la mesa y el mantel, encontrar un alimento sano, rico y que no engorde es todo un desafío. El secreto está en el tipo de grasas que compone ese aceite. Estamos hablando de las grasas monoinsaturadas, a las que llamamos en nuestra vida cotidiana, grasas buenas.


Mi recomendación es utilizarlo básicamente como aderezo o aliño de platos o alimentos hipocalóricos, que contribuyen, ya por sí solos, a perder peso. En las ensaladas, por ejemplo, muy aconsejables en cualquier época del año, también en el otoño y con la llegada del frío.
Por si fuera poco el consumo del aceite de oliva favorece la absorción del minerales, vitales para el organismo, entre ellos el calcio. Ello se debe a la presencia de vitaminas A, D, E y K, que enriquecen aún más la composición de este alimento.